Este sitio utiliza cookies.

Si sigue navegando, usted acepta su uso.

Acepto

Collado Mediano ha sabido conservar un cierto equilibrio entre el proceso de urbanización y el respeto al paisaje. Hay quien piensa que los partidarios de la conservación de la naturaleza, de las arquitecturas tradicionales, de los testimonios mejores del pasado, somos unos sentimentales: yo creo, en realidad, que esta es una postura muy práctica, porque quien se entrega a la urbanización masiva, quien destruye el patrimonio heredado de siglos, está dilapidando una riqueza heredada a cambio de muy poca cosa.

Antonio Muñoz Molina. La Gaceta de Collado Mediano, marzo 2002

Ruta

El punto de partida estará esta vez en la carretera de salida a Madrid a su paso por el arroyo de los Linos, o lo que es lo mismo, entre la urbanización del mismo nombre y otra de denominación parecida: El Linar. Lo primero que se encuentra nada más salir hacia arriba, sin embargo, no es precisamente una plantación de esta fibra textil tan mencionada en estos lugares, sino una plataforma circular en medio de donde debía transcurrir el cauce. Única en el mundo, la plaza de toros de Collado Mediano es instalada sobre esta plataforma durante las fiestas de la localidad, pertinaz y desafiante ante cualquier ley de aguas.

pajarosPasada la "plaza", se seguirá dejando el cauce a la izquierda, pero no entrando en la urbanización Monte Collado, sino siguiendo por un camino que prosigue cercano al pequeño soto arbolado. A la derecha iremos viendo como el pastizal deja paso una espleguera, mientras enfrente aparece tras el horizonte la mole de La Maliciosa. Más adelante el camino se corta por una valla de piedra. No nos queda más remedio que subir a la carretera de Navacerrada, girando a la derecha y siguiendo ésta hasta el guardarraíl.

Sin necesidad de saltarlo, seguiremos por fuera de la calzada evitando así andar por el estrecho arcén junto a los coches. Este borde estará a veces un poco inclinado, pero son —en todo caso— apenas 500 metros por un tramo en el que quedará a la vista el amplio prado de Las Salineras, donde adivinaremos el nacimiento del arroyo de los Linos. Recorrido este trecho a la vista de los coches, cruzaremos la carretera cuando nos situemos frente a un concesionario de coches. Algo más arriba se verá el restaurante La Cuba (antigua venta de La Salinera), dominando el ahora urbanizado Collado Mediano, que separa las cuencas de los ríos Guadarrama y Navacerrada. No es necesario subir hasta allí, pues el camino de Moralzarzal sale desde la carretera justo al lado del concesionario, entrando en Los Bolagos, una urbanización perteneciente ya al municipio de Becerril de la Sierra.

paisaje13Una vez superada esta última urbanización, el camino de Moralzarzal transcurre entre un precioso bosque medio adehesado de roble/fresno y un pinar, pero no es bueno hacerse ilusiones. Pronto llegaremos a otra urbanización que hace desaparecer lo primero, dejando intacto el pinar a la derecha. Sobrepasada ésta, el paisaje natural se recupera de nuevo con esas dehesas cercadas que enlazan, tras el camino, con el bosque de coníferas que baja por la vertiente norte de la sierra del Telégrafo. El camino, claro y recto, se corta más adelante en las inmediaciones de un corral que queda a la izquierda. Estamos ya en el término municipal de Moralzarzal.

Ha llegado el momento, tras pasar el corral, de bajar la cota para encontrarse con otro camino que transcurre algo más abajo al lado de unas frondosas dehesas cercadas, pero antes es recomendable trepar un poco por el berrocal situado a la izquierda para disfrutar de una buena vista general de estas dehesas del valle de río Navacerrada, pobladas por roble, fresno y también alguna encina. Tras el descanso, se bajará hacia ese camino por un curioso paraje de grandes zarzas y rosales dispuestos en rodales junto con unos hermosos ejemplares de enebros. Una vez enfilados en este nuevo tramo, seguiremos dirección este por un tramo que, según podremos comprobar, sigue sirviendo de frontera entre un monte fundamentalmente de pinar y las dehesas cercadas.

El camino se desbarata algo más adelante en varias sendas, pero todas acaban juntándose de nuevo hasta finalizar, en medio del pinar, en otro que corta perpendicularmente. Girando a la izquierda se llegará dando unos pocos pasos a una pista con piso de zahorra, cortada al tráfico un poco más abajo mediante una barra de paso. Estaremos ahora ante el último cruce de la ruta: la pista por la que bajamos acabará en la urbanización El Retamar, mientras que la que cruza viene desde las afueras de Becerril dirigiéndose hacia los prados adehesados de Las Hachazuelas. Cogeremos esta última dirección (hacia la derecha) por esta pequeña pista que irá abandonando el pinar para introducirse en los campos cercados de fresno y roble de Las Hachazuelas, un precioso entorno antes de entrar en ese mar de ladrillo en que se ha convertido el antiguo pueblo de Moralzarzal.

Interpretación del Paisaje

El arroyo de Los Linos posee en gran parte de su recorrido una dirección muy rectilínea por una razón muy concreta: sigue una línea de falla entre dos placas que se originó hace 150.000 millones de años con un desplazamiento horizontal de un kilómetro entre los dos bordes. Esta falla, que arranca desde Guadalix, permite la ascensión de unas rocas filonianas conocidas como gabarros que ya hemos visto en la zona de las dehesas como han sido explotadas para cantería.

exc13 caballo troteEste recorrido transita por dos paisajes diferentes: uno, este pequeño valle de cabecera del arroyo de Los Linos, con una vegetación reducida al pequeño soto rodeado de pastizal y cantuesal que separa las dos masas de pinar repoblado de las laderas altas. El otro, por el valle del río Navacerrada o Samburiel, formada por dos ecosistemas: bosques adehesados de fresno y roble melojo en la zona baja, y pinar sobre ladera norte del Cerro del Telégrafo. El camino discurrirá delimitando ambos, pero de manera artificial. En realidad, el pinar (repoblado) invade el piso del roble melojo, al igual que en la Sierra del Castillo sustituye al encinar. De hecho podemos ver, nada más entrar en el término de Moralzarzal, como un melojar se inserta entre el pinar, acompañado en ocasiones por algún enebro.

La razón por la que el roble no aparece en las inmediaciones de Collado Mediano se debe a que éste evita posiciones de solana, al contrario que el fresno, especie que puebla tanto las dehesas de Collado como el gran alveolo granítico donde se asienta Moralzarzal.

Desde el collado Mediano, así como desde el berrocal situado en el límite de los municipios de Moralzarzal y Becerril, se puede disfrutar de una hermosa perspectiva de la zona alta del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, un espacio protegido que abarca toda la ladera sur de la Cuerda Larga y Maliciosa, pero sin alcanzar las partes bajas. Tenemos así una "curiosa" delimitación que en muchas ocasiones protege el jaral a la vez que desprotege espacios boscosos o adehesados de fresno y roble más cercanos a los núcleos urbanos.


Álbum Fotográfico

Plano del recorrido

Glosario

Datos Útiles

Longitud: 6,3 km
Desnivel: 100 m
Bicicleta:
Tipo de ruta: Lineal

ayuntamiento banner

sede electronica

anuncios0517

transparencia0517

perfilcontratante banner

telefonos banner

banner buzon

proveedores

contenedores1

elecnor